top of page

Cuándo hay que viajar para abrir cuentas bancarias, y cuándo no.


Cuándo hay que viajar para abrir cuentas bancarias, y cuándo no.
Cuándo hay que viajar para abrir cuentas bancarias, y cuándo no.

Hoy vamos a hablar de un tema que suele confundir a los freelancers y emprendedores y tiene que ver con la apertura de cuentas en proveedores financieros del exterior: Hay que viajar o no hay que viajar?


El tema de la movilización presencial para realizar aperturas fue un tema que se vio altamente alterado por la pandemia, y que hoy en día sigue en constante cambio. Tenemos una situación en la cual dos intereses contrapuestos se manifiestan claramente.


El mercado pide a gritos aperturas remotas, y los reguladores las combaten.


Vamos a intentar hacer un resumen general de cuándo hay que viajar y cuándo no. Pero primero nos gustaría también expresarnos respecto del excesivo dramatismo que muchas veces existe en función de “tener que movilizarse.”


Sucede para estas aperturas, cuando no sucede para otras cuestiones en las cuales la movilización es mucho más inutil.


Si me apuran les digo que el 90% de los viajes de negocios no tienen razón de ser y pueden ser reemplazados por cualquier tipo de virtualidad. Sin embargo la industria corporativa sigue gastando billions of dollars todos los años en movilizar personas de acá para allá.


Cuando realmente es necesario, aunque sea por un capricho burocrático, recomiendo el approach pragmático y la resolución del tema lo antes posible. Los proveedores financieros son proveedores esenciales, pero meros vechículos que luego hay que llenar con plata devenida de la realización del negocio que estamos intentando concretar.


Arranquemos por lo más sencillo. Proveedores Crypto. Exchanges internacionales, sus respectivos servicios OTC, servicios de custodia, servicios de payroll crypto, servicios de procesamiento de pagos en cripto, etc.


Por regla general no hay que viajar, la apertura suele ser remota. Puede existir la necesidad de un viaje para partnerships específicos, pero no para onboarding general.


Seguimos con EMIs, Wallets FIAT, Procesadores de Tarjetas, Fintechs “General Use”, etc. Estamos hablando concretamente de Paypal, Payoneer, Wise, y todo tipo de proveedores virtuales que ofrecen servicios financieros “simplificados”.


Y de nuevo, no, no es necesario viajar para estas aperturas, sin importar dónde resida la empresa. Estan diseñadas para onbordear virtualmente, y lo más rápido posible.


No es el caso de las soluciones de pagos complejas como dLocal. En este caso el onboarding es un parto de meses (o años) que puede no requerir viajes pero sí tu alma.


Seguimos con brokers internacionales. Y seguimos con la tendencia. Por regla general los brokers se abren de forma remota, ya sea en USA, Suiza o resto de Europa. Dependiendo de la exigencia del broker puede haber distintos tipos de documentación que pueden llegar a pedir. Incluso documentos apostillados y a veces firmas en papel y envios por currier.


No es sencillo, pero es remoto.


Vamos a las cuentas bancarias. Aquí es donde la cosa se empieza a complicar. Por regla general, sí hay que viajar para abrir cuentas bancarias.


Para cuentas corporativas, existen bancos virtuales como Mercury que hacen aperturas remotas. Pero a pesar de que hoy en día es el banco “top of mind” para aperturas remotas, es un caso aislado en USA. Lo mismo sucede con cuentas personales, pero todavía con más restricciones.


Existen unos cuantos bancos al rededor del mundo que van a ofrecer cuentas corporativas con apertura remota. En general mediante servicios de introducción que hacen las veces de tercerización de KYC.


Ellos se encargan a procesar al cliente, y arman un expediente que luego presentan al banco para su respectiva aprobación. Otras veces porque son bancos “modernos”, o al menos “nuevos” que vienen al mercado justamente a ofrecer disrupción en este sentido.


Pero no podemos decir que es la regla general. Los bancos que hoy en día procesan aperturas remotas y a los que tiene acceso el público general, son muy pocos.


Cuando contratamos un servicio de introducción bancaria, estamos básicamente intentando abrir la cuenta en uno de los dos o tres bancos (en general muy pequeños) que tienen acuerdos con el introductor.


La oferta bancaria crece exponencialmente si uno está dispuesto a viajar para realizar la apertura.


Las aperturas bancarias pueden ser problemáticas. Abundan casos donde uno tiene una empresa con cuenta y quiere abrir otra. Y te hacen pasar por el mismo KYC. El cliente se desespera al grito de “YA TENÉS TODO AMIGO, SOY EL MISMO DE LA VEZ PASADA”. Pero no hay caso. Y es que muchas veces el KYC es un proceso de paciencia y no de transparencia.


A su vez hay un sesgo cognitivo tremendo a la hora de considerar las aperturas remotas. La enorme mayoría de la gente que busca aperturas remotas, tiene la idea erronea de que “remoto” es sinónimo de “más rápido”.


Muchos clientes se sorprenden y comprenden que lo remoto de la apertura puede no ser un gran valor agregado puede significar que estés operativo muchísimo después.


Y si te digo que de acuerdo a los proveedores que elegiste, por la vía remota vas a estar operativo en 4 a 6 meses, y viajando en 10 días?


De golpe las ganas de viajar aparecen y la "cómodidad" de lo remoto como que desaparece.


Para terminar vamos a resaltar algo que es obvio pero puede no serlo para muchas personas. Viajar tampoco es garantía de nada. El viaje debe ser el último paso de una apertura inteligente en la cual el banquero ya tiene todo y sólo necesita tu firma y ver un par de papeles.


Hace 10 años cualquier argento se iba una semana a Miami y volvía con tres Iphones 5, y cuatro cuentas bancarias. Hoy ya no es así. Quedan bancos que aceptan “Walk Ins” pero es una pérdida de tiempo cuando gran parte del proceso incluso en las aperturas presenciales, se puede resolver de manera remota.


Resuelto ese tema se arregla una cita, se llevan los papeles originales que haya que llevar, y si elegiste la sucursal correcta, en 20 minutos estás de vuelta en el Apple Store.

81 visualizaciones
bottom of page