top of page

En USA están contratando a cualquiera y la experiencia como consumidor está por el piso.


En USA están contratando a cualquiera y la experiencia como consumidor está por el piso.
En USA están contratando a cualquiera y la experiencia como consumidor está por el piso.

Luego de mis ultimas visitas recientes a USA, les comparto una reflexión sobre el estado del mercado retail, y la experiencia como consumidor.


De alguna forma siento que USA nunca estuvo tan rara como ahora.


El mercado laboral en USA, dentro de lo que es el segmento “Minimum Wage” y un poquito más, esta absolutamente desabastecido. Los carteles de Now Hiring te los tiran por la cabeza en prácticamente todos los establecimientos en los que uno entra.


Se ve la falta de mano de obra a tal punto que están contratando literalmente a cualquiera. Si tenés pulgares opuestos, entrás. Esto lógicamente no es bueno para la experiencia retail en general, porque los nuevos empleados tienen CERO experiencia.


No solo experiencia laboral, sino experiencia cultural para que puedan trabajar de acuerdo a los mercados en los que se encuentran. Estas últimas semanas en las que estuve en NYC y Minneapolis, estuve expuesto CONSTANTEMENTE a este fenómeno.


Muchos empleados son inmigrantes llegados ayer, que no comprenden nociones básicas del capitalismo. Defienden a rajatabla y de forma absolutamente literal las indicaciones que les dan los supervisores, a tal punto son capaces de irse a las manos. Los clientes y yo en muchas ocasiones terminamos totalmente desconcertados.


Generalmente después viene el “Manager”, que es el que ya tiene más de 5 minutos de experiencia, y cuando se entera del conflicto pone caras como si literalmente hubise contratado un neanderthal, y luego le explica con lo que puede de calma, que tiene que razonar un poquito.


Esto no es tan simple como parece, muchas de estas personas vienen de lugares donde no existe tal cosa como el razonamiento, existe obedecer ciegamente o existe morir. Tardan un tiempo en darse cuenta de que en el capitalismo, las reglas en todo caso deben interpretarse en función de la experiencia del consumidor.


Y entonces si hay algo que el consumidor prefiere, pero se encuentra fuera de un lineamiento estupido proveniente de una interpretación literal, debe primar la experiencia del consumidor.


Me estoy refiriendo a situaciones insolitas, donde por ejemplo te sientan en determinada mesa en restaurante semi vacio, el cliente luego prefiere cambiar de mesa a la mesa de al lado, y el mozo ENLOQUECE tipo “ESTA ES TU MESA, TE TENES QUE QUEDAR EN ESTA MESA”.


En fin, este tipo de cuestión es moneda corriente en el contexto actual, y seguramente se vaya ajustando. Ahora, de esta gente que nació para obedecer o morir yo no me reiria tanto ni los vería en forma condescendiente.


En Argentina sin ir más lejos, la mitad de la población no razona por su cuenta sino que se para de forma automática según se lo indique quien quiera que considere su lider.

89 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page