Me conviene instalarme en una Zona Franca Uruguaya?


Me conviene instalarme en una Zona Franca Uruguaya?
Me conviene instalarme en una Zona Franca Uruguaya?

Las zonas Francas en Uruguay son áreas específicamente delimitadas del territorio nacional uruguayo, con una completa exoneración tributaria, aduanera y otros beneficios, para las empresas que se instalen en ellas y desarrollen actividades industriales, comerciales y/o de servicios.


Las zonas francas han ayudado a contribuir en la creación de mas de 15.000 puestos de trabajo locales. La mayor parte de ellos jóvenes altamente calificados.


¿Qué beneficios acarrean las zonas francas?


Las empresas que se instalen en una Zona Franca en Uruguay, tienen múltiples beneficios. Quizá estos beneficios puedan dividirse tributarios y no tributarios.


Dentro de los beneficios tributarios encontramos la exención total de toda clase de impuestos; la posibilidad de optar por no aportar al sistema de seguridad social uruguayo (aspecto relevante para los proveedores de servicios) y libertad para ingreso y repatriación de capital y dividendos.


Por otro lado, los beneficios no tributarios incluyen que el Estado Uruguayo garantiza a los Usuarios de Zona Franca todos los derechos, beneficios y exoneraciones que se confieren, hasta la finalización del plazo de su contrato. Es decir que, se ofrece seguridad jurídica para aquellos que decidan aprovechar este régimen.


¿Es el Régimen de Zonas Francas Uruguayo adecuado para mi empresa?

Hasta lo aquí expuesto pareciera que es un régimen ideal, existen sin embargo contrapartidas a la hora de valerse del régimen de zonas francas.


Se deben cumplimentar diversos requisitos que pueden encarecer el propósito de la misma zona franca.


En primer lugar, la empresa a operar debe adoptar un tipo societario especifico: una Sociedad Anónima o una Sociedad de Responsabilidad Limitada lo que encarece los costos de constitución.


En segundo lugar, el interesado en realizar actividades en Zona Franca deberá presentar al Poder Ejecutivo la solicitud de una autorización. Ésta deberá estar acompañada de un proyecto de inversión para los primeros tres años superior a los cinco millones de dólares que demuestre la viabilidad económica y financiera del emprendimiento y los beneficios de éste para el país.


En el caso de servicios, el 50% del personal debe ser de mano de obra local y en caso de desear instalarse en zonas francas ubicadas en áreas metropolitanas, existen requerimientos mínimos de personal.


En conclusión, las zonas francas parecen ser un terreno fértil para startups de cierta envergadura. Los beneficios fiscales son sumamente atractivos. Sin embargo, para las pequeñas startups que recién están comenzando, sería ideal optar por otro esquema que requiera una barrera de entrada más baja.


Entonces, ¿cuál es la mejor jurisdicción para constituir mi startup? Como se dijo en otras entradas, no existen las jurisdicciones perfectas. Existen jurisdicciones funcionales o no funcionales de acuerdo a estrategias inter jurisdiccionales macro. La zona franca puede jugar un rol importante a la hora de la expansión de determinada startup, evolucionando a este estadío luego de alcanzar metas previas bajo regímenes más simples.


Para aprender más acerca de si una jurisdicción es o no funcional a tu negocio, te recomiendo leas los Insiders Reports donde se analiza en detalle los beneficios de cada jurisdicción para proveedores de servicios.

71 visualizaciones