top of page

Qué es un BUY-SELL agreement y por qué puede salvar a tu Startup en su peor momento?


Hoy vamos a explicar qué es y cómo funciona la cláusula de "Buy-Sell Agreement".  Si pensaste que se se trata de “Algo de comrpar y vender” entonces tu inglés esta sharp as ever. Pero no es tan simple como comprar y vender.   Así es, el "Buy-Sell Agreement", o "acuerdo de compra-venta", establece qué pasa con las acciones de un socio que quiere dejar la empresa. ¿Se las puede vender a cualquiera? ¿Qué pasa si fallece o si se divorcia? ¿Y si se las quiere vender a tu competencia? Sin un buen Buy-Sell Agreement, tu startup podría transformarse en un verdadero reality show.  Es fundamental de que tu Buy-Sell Agreement tenga cubiertos al menos estos tres escenarios: la muerte de un socio, el divorcio de un socio y la discapacidad de un socio. Sé que suena un poco tétrico, pero el abogado es ese amigo pesimista que siempre está pensando worst case scenarios para que vos no tengas que hacerlo.   O como dice este entrañable señor cuando le preguntan a qué se dedica: "I worry"  El acuerdo también debe especificar el precio y los términos de la venta. Hay varias formas de determinar el precio, y esta es una de las partes más complicadas del acuerdo. Podrías tener un precio fijo (que tendrías que actualizar regularmente), usar una fórmula (como un múltiplo de revenue), o acordar obtener una valuación de un tercero.  Además, el acuerdo de compra-venta puede establecer quién tiene derecho a comprar las acciones y en qué orden. Por ejemplo, puede especificar que los otros socios tienen right of first refusal, y si ellos no quieren o no pueden comprar, entonces la empresa puede hacerlo.  Por último, recordá que el Buy-Sell Agreement es un contrato vinculante. Si no seguís sus términos, termina todo mal.   A veces está bueno pensar en el  Buy-Sell Agreement como un acuerdo prenupcial para tu startup. Nadie quiere pensar en el final cuando está enamorado y comenzando un nuevo emprendimiento. Pero si las cosas se ponen feas, vas a ser feliz de haberlo hecho.
Hoy vamos a explicar qué es y cómo funciona la cláusula de "Buy-Sell Agreement". Si pensaste que se se trata de “Algo de comrpar y vender” entonces tu inglés esta sharp as ever. Pero no es tan simple como comprar y vender. Así es, el "Buy-Sell Agreement", o "acuerdo de compra-venta", establece qué pasa con las acciones de un socio que quiere dejar la empresa. ¿Se las puede vender a cualquiera? ¿Qué pasa si fallece o si se divorcia? ¿Y si se las quiere vender a tu competencia? Sin un buen Buy-Sell Agreement, tu startup podría transformarse en un verdadero reality show. Es fundamental de que tu Buy-Sell Agreement tenga cubiertos al menos estos tres escenarios: la muerte de un socio, el divorcio de un socio y la discapacidad de un socio. Sé que suena un poco tétrico, pero el abogado es ese amigo pesimista que siempre está pensando worst case scenarios para que vos no tengas que hacerlo. O como dice este entrañable señor cuando le preguntan a qué se dedica: "I worry" El acuerdo también debe especificar el precio y los términos de la venta. Hay varias formas de determinar el precio, y esta es una de las partes más complicadas del acuerdo. Podrías tener un precio fijo (que tendrías que actualizar regularmente), usar una fórmula (como un múltiplo de revenue), o acordar obtener una valuación de un tercero. Además, el acuerdo de compra-venta puede establecer quién tiene derecho a comprar las acciones y en qué orden. Por ejemplo, puede especificar que los otros socios tienen right of first refusal, y si ellos no quieren o no pueden comprar, entonces la empresa puede hacerlo. Por último, recordá que el Buy-Sell Agreement es un contrato vinculante. Si no seguís sus términos, termina todo mal. A veces está bueno pensar en el Buy-Sell Agreement como un acuerdo prenupcial para tu startup. Nadie quiere pensar en el final cuando está enamorado y comenzando un nuevo emprendimiento. Pero si las cosas se ponen feas, vas a ser feliz de haberlo hecho.

Hoy vamos a explicar qué es y cómo funciona la cláusula de "Buy-Sell Agreement".


Si pensaste que se se trata de “Algo de comrpar y vender” entonces tu inglés esta sharp as ever. Pero no es tan simple como comprar y vender.


Así es, el "Buy-Sell Agreement", o "acuerdo de compra-venta", establece qué pasa con las acciones de un socio que quiere dejar la empresa. ¿Se las puede vender a cualquiera? ¿Qué pasa si fallece o si se divorcia? ¿Y si se las quiere vender a tu competencia? Sin un buen Buy-Sell Agreement, tu startup podría transformarse en un verdadero reality show.


Es fundamental de que tu Buy-Sell Agreement tenga cubiertos al menos estos tres escenarios: la muerte de un socio, el divorcio de un socio y la discapacidad de un socio. Sé que suena un poco tétrico, pero el abogado es ese amigo pesimista que siempre está pensando worst case scenarios para que vos no tengas que hacerlo.


O como dice este entrañable señor cuando le preguntan a qué se dedica: "I worry"




El acuerdo también debe especificar el precio y los términos de la venta. Hay varias formas de determinar el precio, y esta es una de las partes más complicadas del acuerdo. Podrías tener un precio fijo (que tendrías que actualizar regularmente), usar una fórmula (como un múltiplo de revenue), o acordar obtener una valuación de un tercero.


Además, el acuerdo de compra-venta puede establecer quién tiene derecho a comprar las acciones y en qué orden. Por ejemplo, puede especificar que los otros socios tienen right of first refusal, y si ellos no quieren o no pueden comprar, entonces la empresa puede hacerlo.


Por último, recordá que el Buy-Sell Agreement es un contrato vinculante. Si no seguís sus términos, termina todo mal.


A veces está bueno pensar en el Buy-Sell Agreement como un acuerdo prenupcial para tu startup. Nadie quiere pensar en el final cuando está enamorado y comenzando un nuevo emprendimiento. Pero si las cosas se ponen feas, vas a ser feliz de haberlo hecho.




15 visualizaciones
bottom of page