Cómo es el sistema universitario en Uruguay, realmente es arancelado?


Cómo es el sistema universitario en Uruguay, realmente es arancelado?
Cómo es el sistema universitario en Uruguay, realmente es arancelado?

Hoy vamos a analizar el sistema universitario Uruguayo, ya que es completamente distinto al argentino y a muchos otros a nivel mundial. No es en principio ni mejor ni peor, y tiene unos cuantos pros y contras. Pero al menos hay una vuelta de tuerca respecto del hecho arancelario


En Uruguay existen universidades estatales y privadas. La educación en universidades estatales no está arancelada durante los años de estudio, pero sí comienza a estarlo para la mayoría de sus graduados unos años despúes de recibirse.


Los egresados de la Universidad de La República (UDELAR), de la UTEC, y de DGETP-UTU, en tanto y en cuanto se cumplan los causales, están obligados a realizar el aporte anual al denominado Fondo de Solidaridad.


Este aporte sustenta el sistema de becas que se distribuyen entre alumnos carenciados o que deben trasladarse grandes distancias para estudiar.


Existen dos aportes obligatorios. El primero se llama "Aporte Fondo". Se paga a partir de Enero del año en que se cumple el quinto año del egreso y hasta que se cumpla alguna de las causales de cese (las cuales ahora veremos). El pago es mensual y el monto se establece según la duración de la carrera y los años desde el egreso.


El aporte Adicional es destinado a la Udelar y es obligatorio para los egresados de la Udelar de carreras que tengan una duración igual o superior a cinco años y cuyos ingresos mensuales sean superiores a 6 BPC ($29.220 a valores 2021).


El egresado deberá pagar a menos que incurra en uno de los causales de cese de pago los cuales son:


A) Jubilación.

B) 25 años de aportes.

C) Enfermedad psíquica o física irreversible que inhabilite el desempeño de cualquier tipo de actividad remunerada.

D) 70 años de edad.


De acuerdo a los números planteados y a los ajustes inflacionarios, podemos concluír que un egresado del sistema de educación estatal uruguayo, deberá a lo largo de su vida pagarle al estado en concepto de contraprestación por educación, la suma de 10 mil dolares en cuotas.


Como hemos visto, no existe por lo tanto la educación "gratuita" y de hecho si bien 10 mil doalres por una carrera no es un monto descabellado, puede ser bastante más de lo que puede llegar a costar una carrera en una universidad privada en Argentina.


El hecho de quedar enganchado por los siglos de los siglos pagando este aporte, sumado a las causas habituales por las cuales un estudiante opta por una universidad privada, es que muchos prefieren justamente educarse en el sistema privado. Donde cada uno paga por lo suyo en una transacción clara y consentida. No esta repleto de universidades privadas en Uruguay, pero tampoco lo está de públicas. Para el tamaño que tiene el país, la oferta es bastante variada.


La Universidad Privada más grande de Uruguay es la red suizo-israelí ORT, con 12mil alumnos. Y no se si es algo uruguayo o goy en general, pero le dicen "o erre te". Se destacan también la Universidad Católica y la Universidad de Montevideo.


Qué tan buena es cada una y cómo se comparan respecto de las públicas es un debate por demás estéril recontra sesgado por el hecho de tener que "confirmar" que la decisión que ha tomado cada uno ha sido la correcta, así que no me voy a meter.


Al respecto únicamente vale decir que los rankings internacionales son extremadamente poco serios, y que la universidad no da prestigio a sus alumnos, sino que son los alumnos con sus logros en el mundo real los que dan prestigio a la universidad.


Cada alumno debe desarrollar su propia capacidad de educarse y capacitarse, y la universidad es únicamente una herramienta a tales fines, con lo cual la excelencia en definitiva depende del alumno, y no del establecimiento educativo.


Respecto del sistema desde el punto de vista arancelario, es constantemente criticado y siempre "se dice" que está en estudio un cambio, pero nunca pasa nada. La realidad es que como sucede en prácticamente todos los sistemas universitarios subsidiados del mundo, los "pobres" que acceden a ellos son la excepción y no la regla. Los que no acceden son quienes subsidian a los que acceden (en su gran mayoría clase media o alta) mediante contribuciones indirectas opacas en los precios de los bienes que consumen.

28 vistas