• B&P Consulting

A los exportadores de servicios, les conviene Trump o Biden?


A los exportadores de servicios, les conviene Trump o Biden?

Algunos dan por ganado a Biden, otros estan convencidos de Trump todavia tiene excelentes chances cuando se compruebe el fraude. Pero concretamente al exportador de servicios, quién le conviene que gane?


La respuesta no es tan simple y vamos a intentar analizarlo.


Independientemente del sesgo o simpatía ideológica que uno pueda tener, cada candidato representa peligros concretos. No es tan simple como "Prefiero a Trump porque representa el capitalismo".


Vivi profesionalmente a George Bush (hijo), a Obama, a Trump y los peligros concretos para el exportador de servicios estan latentes con cualquiera que ingrese en la oficina presidencial.


De hecho los peligros son muy similares, y ambos partidos pueden justificar el mismo exacto accionar dentro de su propia ideología.


Pero cuál es el peligro?


Bueno, vamos a ver. Hay una realidad bien concreta, que es que Estados Unidos es el mayor importador de servicios del mundo. Por lejos. La importación de servicios en Estados Unidos es extremadamente simple, con practicamente nula regulación (como debe ser), exceptuando algunas áreas sensibles.


A su vez la importación de servicios activos no tiene un correlato impositivo para el exportador (Como corresponde). Esto significa que en la enorme mayoría de los casos quien provea un servicio activo fuera de los Estados Unidos para un ciliente dentro de Estados Unidos, no tiene ningun tipo de tax liability en USA (la tiene en su país de residencia).


Cualquier tipo de cambio sobre de este sistema es un peligro concreto para todos los exportadores de servicios.


Y aunque a muchos les sorprenda, al día de hoy el peligro paso muchísimo más de cerca con Trump que con los demócratas.


Cuando Trump empezó con esta cosa de America First, y de traer de vuelta "American Jobs" que se habian llevado al exterior, la exportación de servicios como industria global empezó a temblar de miedo. Sucede que el exportador de servicios no es otra cosa que aquello que Trump en teoría combate. Es un tipo que presta un servicio que se explota en USA, pero desde otra jurisdicción.


Es un tipo que de altera el marcado laboral local americano y cobra un fee o un salario que no se le está pagando a un americano. Probablemente sea mucho menor, pero justamente esas son las reglas del juego, ese es el tipo de competencia que queremos los que realmente estamos del lado del capitalismo.


Empezaron a pagar dos cosas. Por un lado Trump ni se fijó en la industria de servicios y focalizó por completo en la industria física. Focalizó en fábricas que vuelvan a generar blue collar jobs, lo cual es un photo op mucho mas contundente y refuerza su base electoral.


A su vez yo he tenido clientes, y no casos aislados, sino prácticamente la norma, que realizaban literalmente trabajos con motivo de America Fisrt. Publicistas que armaban campañas diciendo "Hay que devolver el trabajo de los americanos a los americanos", hechas en el exterior, y producidas en el exterior con proveedores de exterior.

Ahí ya uno podía ir dilucidado que el AmFirst era medio pour la gallerie.


O sea que basicamente estas diciendo que conviene que ganen los demócratas?


No, en absoluto, y ahora vamos a ver los peligros que representan.


El demócrata sabe hacer 3 cosas. Regular, taxear y agregar más de lo anterior en cuestiones que ya estaban ultra reguladas y taxeadas.


Lo primero que pueden hacer, es cambiar las reglas para quienes prestan servicios desde el exterior cambiando el concepto de "fuente estadounidense", e instituyendo withholding del (mínimo) 30% para cualquier pago efectuado al exterior en concepto de contraprestación.


Sucede lo mismo con la bolsa, y esto es algo con lo que cada tanto amenazan. Los no residentes con brokers en USA no pagan capital gains en USA (logicamente), pero esto podría cambiar. Podrían imponer un withholding obligatorio por en el 30% de la diferencia entre el precio de compra y el de venta, y efectuarlo automaticamente en cada operación.


A su vez pueden intentar regular las industrias importadoras de servicios para no puedan hacerlo sin antes haber contratado americanos de 500 minorías oprimidas distintas, y tantas cosas más.


En concreto, sin importar tu ideología, simpatía o creencia macro respecto de quién "conviene" que sea presidente. Para un exportador de servicios ambos representan peligros similares. Los mismos cambios que cada uno justifica aplicando un racional que en teoría está en las antípodas desde el punto de vista idelógico pero que causa el mismo efecto.


Lo único que se puede hacer es diversificar buscando clientela fuera de USA, y si algun día llega un cambio regulatorio significativo, entonces asesorarse respecto de cómo estructurarse para que el daño sea lo menor posible. La realidad es que las amenzas estuvieron siempre latentes pero nunca se llevaron a cabo. Y por mucho que uno u otro termine gobernando, tu éxito depende 100% de vos. No le eches la culpa a un gobierno de tus propios fracasos, asumilos, y seguí adelante.