top of page

Tabajar en Aviones: La guía definitiva


Tabajar en Aviones: La guía definitiva
Tabajar en Aviones: La guía definitiva

Aeropuertos, aviones, trenes, VIPs, cafés y tantos otros, son lugares en los cuales el Digital Nomad trabaja habitualmente, el freelancer cuando está de “vacaciones”, y cualquiera que no puede darse el lujo de desconectarse cuando esta fuera de su home base.


Existe todo un charm que rodea a la cuestión, y hay un aspecto aspiracional muy fuerte de quienes desean entrar a este mundo y se imaginan laburando en aviones viviendo su versión de una vida de freelo-glamour.


Pero trabajar en este tipo de situación, es viable? Hoy vamos a ofrecer claridad al respecto para todos aquellos que estan encaminados a estar “living the dream”, y para evitarles frustraciones varias.


Desde hace un tiempo que los videitos de seguridad de los aviones se volvieron amigables, graciosos, con dibujitos, etc. Una constante permanece: Los personajes de los videos están siempre solos. A lo sumo con un hijo a la hora de ponerse sus oxigen masks primero.


De acuerdo a la escala de los dibujos, o modelos humanos utilizados, si ocuparan todos los asientos el pasajero vería el estado de incomodidad total al cual se está por someter.


Cómo hago para trabajar en un avión?


Arranquemos por lo obvio, la experiencia de trabajo en un avión es dramáticamente distinta en economy que en business.


Y la experiencia de trabajo en business, es dramáticamente distinta en business “de verdad” y en business “de mentira”, como el que solemos encontrar en vuelos cortos, aviones pequeños o líneas aéreas nefastas.

Arranquemos por Economy.


Aquí va a primar el factor biológico. La cómodidad para trabajar, va a ser inversamente proporcional a la huella volumétrica del trabajador.

Pero ademas vamos a quedar expuestos a factores externos que no podemos controlar.


Si la persona de adelante reclina su asiento, tus dimensiones van a tener que ser todavía menores para que puedas reclinar tu monitor a un ángulo más o menos cómodo.


Es por eso que el device “laptop” no es el mejor para realizar trabajo en estas condiciones, y una tablet mediana ofrece mejores resultados.

La tendencia a la hora de ofrecer entretenimiento abordo actualmente consiste en remover las pantallitas individuales de los asientos.


Para algunos esto es una tragedia. Pero la verdadera tragedia eran esas pantallitas, con la resolución de una tele de tubo y la sensibilidad de un sociópata.


Muchas aerolíneas estan optando por implementar holders para tablets y teléfonos, ofreciendo acceso a la bilioteca de entretenimiento, pero desde el dispositivo de cada pasajero.






Cuando estamos ante este sistema, una tablet de hasta 11 pulgadas (los ipads de 12.9 son muy grandes para estos holders) sumado a un teclado inalambrico, ofrecen un combo super interesante para lograr algo de productividad.




Vale destacar tambien que el asiento de economy y las dimensiones propias de toda la experiencia “economy”, son increiblemente incómodas en los brazos y hombros.


A pesar de que el setup sea de apariencia “utilizable”, la contracción de hombros a la hora de escribir resulta en un cansancio prematuro y contracturas.


Sigamos con Business.


Aqui la historia cambia por completo. Las dimensiones de Business, sumadas a la extrema versatilidad de los asientos a la hora de adaptar distintas posiciones, hacen que la experiencia sea similar a la de un barcito muy cómodo.


El hecho de no tener gente adelante jodiendo con la reclinación, hace que cualquier dispositivo entre cómodo en la mesita, aún pleagada por la mitad como vemos en este caso.




Y hay más.


Si bien hoy en día es muy común que los asientos en economy ofrezcan puertos para cargar tus dispositivos, lo que se ofrece en business es notoriamente superior.


En Economy, te pueden tocar puertos “one charge”. Qué es esto? Es un sistema diseñado por sádicos sacados de los peores manicomios, en el cual el puerto deja de funcionar cuando detecta que el dispositivo esta totalmente cargado.


Esto te obliga a especular con el momento adecuado para cargar tu dispositivo, ya que si está prácticamente lleno entonces se cargará apenitas y luego procederá a descargarse irrelemdiablemente. A su vez uno quiere consumir contenido pero tambien llegar a destino con la batería cargada al máximo. Y los puertos de los aviones cargan MUY LENTO.


Este dilema que sin dudas puede llevarte a la locura y parece sacado de una película de Batman contra el Guasón, se resuelve comprando un powerbank y olvidandose de que la carga en aviones existe.


Existen casos en los cuales se ofrece internet a bordo. Suele ser ofrecido en tiers y un pack de todo el vuelo en un vuelo largo puede costar en el orden de los 50usd.


Las veces que los probé tuve resultados mixtos. Esta buenísimo tener acceso a internet para ser productivo, pero no cuentes con él. Asumí que no va a funcionar.


En VIPs se puede trabajar sin problemas, aunque no los recomiendo para nada. Hoy en día están super devaluados y más allá de alguna que otra excepción, hay más gente adentro que afuera. La comida suele ser totalmente underwhelming y ni siquiera hay garantía de que estén repletos de enchufes.


Ahora se usa el tema de las duchas como una suerte de “vip del vip”. Suelen tener un costo extra de unos 15usd. A mi juicio suena bien en papel, pero la implementación en la vida real esta repleta de dudas.

Si entrás gratis entra, pero no pagues un peso por ingresar a este tipo de lugares. Busca una mesita afuera y labura ahí.


En trenes por lo general los dispositivos van a entrar muy bien en las mesas, pero no tanto en las mesitas. Cómo es esto? Hay dos tipos de mesa? Correcto.


Tenemos el tipo de mesa tradicional, con 4 personas enfrentadas, y el asiento individual con una mesita similar a un avión. Hoy en día la gente se mata por los asientos en mesas, con lo cual actuá rápido.


Y hasta aquí llegamos con este resumen. Les pregunto: Pueden habitualmente trabajar sin problemas en estos contextos? Manden foto de sus setups si tienen a mano.

19 visualizaciones
bottom of page