URUGUAY: Se felixibiliza el Super Cierre (por ahora)


URUGUAY: Se felixibiliza el Super Cierre (por ahora)
URUGUAY: Se felixibiliza el Super Cierre (por ahora)

FRONTERAS EN URUGUAY: Uruguay vuelve al cierre parcial, flexibilizando el "super cierre". A partir del primero de Febrero, vuelven a poder ingresar sin restricciones los nacionales y residentes, y el resto deberá tramitar su permiso de excepción.


Esta situación es la que venía sucediendo gran parte del 2020 y que cambió el 20 de Diciembre. El "Super Cierre" , que terminaría siendo implementado durante 40 días, restringió el ingreso a nacionales y residentes, cosa insólita y quizás única a nivel mundial.


No es otra cosa que el portero prohibiendole el ingreso a los propietarios.


Durante los meses de cierre parcial, hubo cierta conexión entre Uruguay y Argentina mediante 2 o 3 frecuencias semanales autorizadas de BQB y algun que otro vuelo. Durante el Super Cierre hubo algunas frecuencias "humanitarias" para traer a los varados (gracias oh gran lider humanitario por dejar a la gente volver a su casa). Quienes tienen cédula podían (y en teoría podrán) entrar libremente y quienes no, debían y van a seguir debiendo tramitar el permiso excepcional de ingreso.


Hacer tramitar un permiso de excepcion a un nacional o residente fue una aberración legal y ni hablar en el caso de los permisos que fueron denegados. Tener que explicarle y poner bajo consideración de una secretaría o ministerio cuál es la "razón impostergable" por la cual quiere ingresar, se vuelve bastante ridículo cuando la razón es "quiero ingresar para ir a mi casa".


Quienes quieran ingresar y no sean nacionales o residentes van a poder hacerlo únicamente si son "exceptuados". Esta categoría es extremadamente poco clara más allá de algunos casos concretos como "Reunificación familiar" y básicamente se reduce a convencer a un funcionario.


Aún la reunificación familiar trajo y sigue trayendo problemas. Sucede que existen miles de parejas de hecho que no tienen papeles de matrimonio o unión convivencial y el estado uruguayo las desconoce (como si tuviera tal potestad).


A mi juicio, quienes quieran ingresar a Uruguay deben dejar de postergarlo y hacerlo en Febrero mientras duren estás "flexibilizaciones". El costo político del super cierre no sólo fue nulo sino que fue positivo.


Con este antecedente es de esperarse que ante una subida de casos (lógica de acuerdo al la circulación actual y sin ningún tipo de relación con el ingreso de extranjeros) vuelva a cerrarse todo.

22 vistas