top of page

Qué es la Liquidity Preference, y por qué puede arruinarte un exit?


Qué es la Liquidity Preference, y por qué puede arruinarte un exit?
Qué es la Liquidity Preference, y por qué puede arruinarte un exit?

Hablemos de una cláusula que tiene el potencial de convertir el agua en vino para los inversores en el mundo de las startups: la cláusula de Liquidity Preference. Si bien a primera vista puede parecer que estamos hablando de la preferencia de bebida de algún inversor sofisticado, la realidad es que se trata de un elemento clave en los acuerdos de inversión en startups.


La cláusula de Liquidity Preference es esencialmente una protección para el inversor. Establece que en caso de una salida (venta de la empresa, IPO, etc.), el inversor tiene derecho a recibir de vuelta su inversión original (o un múltiplo de ella) antes de que el resto de los accionistas reciba cualquier cosa.


¿Y cómo funciona esto? Supongamos que sos inversor y pusiste 2 palenques en una startup, que luego se vende por 10M. Pero tenías una cláusula de Liquidity Preference de 2x. Esto significa que, antes de que cualquier otro accionista vea un centavo, vos te llevás el doble de tu inversión inicial, es decir, 4 millones. Recién después de eso, se reparte el resto entre todos los accionistas.


Ahora bien, no todo es joda y carcajadas en el mundo de las Liquidity Preferences. Como fundador, esta cláusula puede representar un riesgo importante. ¿Por qué? Porque si la empresa se vende por un monto que apenas cubre las Liquidity Preferences de los inversores, es posible que los fundadores y los empleados que tienen acciones se queden sin ver un sope.


Sin embargo, hay un aspecto positivo. Este tipo de cláusulas pueden hacer que la inversión sea menos riesgosa para los inversores y, por lo tanto, puede resultar más fácil recaudar fondos. Pero claro, como todo en la vida, la clave está en encontrar el equilibrio adecuado.


La cláusula de Liquidity Preference puede ser una herramienta valiosa para proteger a los inversores, pero también puede ser un arma de doble filo. Por eso, si sos fundador y estás por cerrar una ronda de inversión, asesorate bien y entendé a la perfección las implicancias de cada cláusula del acuerdo. No firmes cualquier cosa con tal de ver la tarasca.


Y vos, inversor, la próxima vez que leas un term sheet, acordate que no todo lo que brilla es oro. Las Liquidity Preferences pueden ser muy útiles, pero también pueden distorsionar la economía de una salida si se utilizan en exceso. Podés torpedear el exit de tu propia inversión si ponés cualquier cosa. So, don't.

8 visualizaciones
bottom of page