top of page

Qué es "Perforar el velo corporativo", y cómo puedo evitarlo?


Qué es "Perforar el velo corporativo", y cómo puedo evitarlo?
Qué es "Perforar el velo corporativo", y cómo puedo evitarlo?

Vamos a hablar hoy de un concepto que parece sacado de una galería cuasi abandonada donde hay una casa de tatuajes enfrente de una mercería, pero que en realidad es una doctrina jurídica de la que tenés que estar muy al tanto si tenés una empresa.


Estamos hablando de "piercing the corporate veil" o, en criollo, perforar el velo corporativo".


Este famoso velo, en realidad tiene que actuar como una muralla. Como una gran pared que te protege de todos los seres del inframundo con los que podés llegar a cruzarte mediante el ejercicio de tu negocio.


Imaginemos que sos el dueño de una empresa y que un buen día, después de tomar dos cafés de más, tomás una decisión empresarial que termina mal. Horriblemente mal. En una situación normal, el principio de responsabilidad limitada te protegería de que los acreedores de tu empresa vengan a tocarte el timbre de tu casa para llevarse tu auto y el trofeo que te ganaste en el torneo de Padel.


Pero no te confíes tanto, porque existe la posibilidad de que traspasen ese hermoso velo corporativo y te encuentres con los orcos del lado opuesto de la muralla.


¿Cómo funciona esto? Bueno, básicamente, en determinadas circunstancias los tribunales pueden determinar que tu empresa es un mero fantasma, una extensión de vos mismo, y por ende que la responsabilidad limitada no aplica. Los jueces no tienen una bola mágica para decidir esto, pero en general se fijan en si hubo un manejo fraudulento de la empresa, si la empresa tenía capital suficiente para operar correctamente, o si se mezclaron demasiado los bienes personales con los de la empresa.


Por eso es esencial llevar al día tu corporate book, hacer las reuniones de directorio como corresponde, y no usar la cuenta de la empresa para comprar los pañales de tu hijo. Se trata de demostrar que tu empresa es una entidad separada y no simplemente una marioneta que baila a tu antojo.


En definitiva, el "piercing the corporate veil" es un monstruo que puede surgir de las profundidades legales para arruinarte el día. Pero a esta muralla se la construye día a día siendo prolijo, regándole las plantitas, etc. Por eso, asegurate de mantener esa pared entre tu persona y tu empresa bien alta y fuerte. Y para eso, nada mejor que una buena estructura corporativa bien gestionada.


37 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page