top of page

Cómo es el sistema impositivo en Suiza y por qué es tan atractivo?


Cómo es el sistema impositivo en Suiza y por qué es tan atractivo?
Cómo es el sistema impositivo en Suiza y por qué es tan atractivo?

Vamos a hacer un pequeño overview del sistema impositivo Suizo. Hay mucha tela para cortar, y esto va a ser solo la primera parte. Pero es fundamental conocer qué lo hace tan atractivo.


Son muchos los atractivos que ofrece Suiza para aquellos que estén pensando en una mudanza: estabilidad económica, bajos niveles de corrupción, protección a la propiedad privada, e impuestos potencialmente bajos (kinda, ya veremos).


Además por supuesto, de chocolate de primer nivel y todo tipo de delicias que van a ser el terror de tu análisis de Hemoglobina Glicosilada.


Por si fuera poco, Suiza se esfuerza constantemente por convertirse en un país líder en criptoregulación, con políticas cripto friendly. Hoy intentaremos explicar por qué Suiza es uno de los países elegidos a la hora de establecer residencia para desarrolladores cripto de alto nivel y long term hodlers.


Los individuos con un alto patrimonio neto (HNWI, por sus siglas en inglés) podrían verse realmente interesados en vivir en este país en relación a todos los beneficios que ofrece. Sumado además a un sistema tributario particularmente tentador para los poseedores de grandes fortunas: el sistema de imposición fija.


En este artículo, vamos a hablar acerca del sistema tributario general de Suiza y más adelante veremos en qué consiste el sistema de imposición fija.


Suiza es un país con una alta organización federalista la cual se evidencia en sus 26 cantones y sus, aproximadamente, 2000 municipios: cada cantón dispone de su propia normativa fiscal, variando sus tasas y tipos de impuestos. Dentro de Europa, Suiza es uno de los países con menores cargas fiscales.


Su régimen fiscal está organizado en tres niveles:

Impuestos federales (o impuestos de la Confederación)

Impuestos cantonales

Impuestos municipales

Impuestos federales


Las arcas federales están compuestas principalmente por aquellos impuestos cuya imposición está expresamente permitida en la Constitución Federal y representan aproximadamente el 30% del total del producto fiscal.


Los más importantes son el Impuesto Federal sobre la Renta y el IVA. El IVA de Suiza es un impuesto atractivamente bajo, de un 7.7% el general y de un 2.4% el reducido.


La tasa reducida es aplicada a varios alimentos, productos agrícolas, medicamentos, periódicos, revistas, libros y servicios de radio y televisión. Además, la industria hotelera goza de una tasa especial del 3.8%.


Todo residente o ciudadano de Suiza paga sus impuestos bajo el Sistema de Renta Mundial, aunque los ingresos provenientes del extranjero sólo serán gravados luego de deducir las retenciones de impuestos extranjeros (Foreign Tax Credit).


Los impuestos de la Confederación se organizan en un sistema marginal progresivo. En el tramo de ingresos más alto, corresponde un impuesto sobre la renta del 11.5%.


A nivel federal, no se cobra el impuesto a las sucesiones, lo cual es particularmente atractivo. De hecho, se lo conoce como generational wealth.


Los impuestos cantonales representan aproximadamente el 40% del total del producto fiscal. Como se mencionó antes, cada cantón posee su propio sistema tributario. Las tasas oscilan entre el 14% y el 35%.


Además, se pueden conceder deducciones tanto a nivel federal como cantonal. Las deducciones varían según la situación individual de cada persona incidiendo si es soltero, casado, con hijos, etc. Muchas veces se pueden deducir también los servicios de salud y otros seguros.


Por ejemplo, algunos cantones como Vaud, Zúrich, Basel-Landschaft (Basilea-Campiña), Berna, Ginebra y Jura, poseen las tasas más elevadas por el impuesto sobre la renta. Sumando los impuestos federales, cantonales y municipales, el impuesto varía del 39% al 42% (porcentajes referidos a una tasa estándar).


En otros cantones el impuesto a la renta es bastante menor: en Appenzell Innerrhoden, Nidwalden, Obwalden, Schwyz, Uri y Zug, las tasas se encuentran entre el 22% y el 30% (sumando impuesto federal, cantonal y municipal).


Las comunas o municipios solamente pueden recaudar impuestos cuando el cantón pertinente les autoriza a hacerlo. En contraste con la soberanía original (de la Confederación o de los cantones), esta situación es conocida como poder tributario derivado o delegado. La gran mayoría de los cantones y municipios cobran la misma clase de impuestos y, por lo general, se calculan en conjunto.


Key Takeaway

El sistema fiscal suizo es exactamente como debería ser un buen sistema federal. Podemos que ver que la mayor carga fiscal reside a nivel cantonal, siendo que el máximo federal es de 11.5% y el máximo cantonal de 35%, con lo cual se promueve la competencia fiscal intra país y se puede emigrar por razones fiscales sin necesidad de salir del mismo.


En sistemas fiscales federales fallidos, como el caso de USA, la migración de NY a FL ofrece un ahorro tan irrisorio que en definitiva únicamente dilata la emigración total del territorio americano, siendo que los impuestos estatales son microscópicos respecto de los federales.


76 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page