top of page

TENENCIA Y PORTACIÓN DE ARMAS: Cómo funciona en Uruguay?


TENENCIA Y PORTACIÓN DE ARMAS: Cómo funciona en Uruguay?
TENENCIA Y PORTACIÓN DE ARMAS: Cómo funciona en Uruguay?

Ahora que hay una especie de debate sobre el tema de tenencia y portación de armas en Argentina, aprovecho para contarles cómo funciona el asunto en Uruguay, donde las armas no son nada más que herramientas para procurar la defensa, sin tanta cuestión dándole vueltas.


En Uruguay hay muchas armas. Muchísimas. De acuerdo al ranking que uno mire, figura entre el puesto 5 y 8 del mundo, muy por encima del resto de LATAM. Cómo se hace tener o portar armas de fuego en Uruguay?


Muchos se sorprenden de que este país tan tranquilo y pacifico sea tan abrumadoramente pro-gun. Independientemente de tramite en sí, que ya veremos, en Uruguay las armas no son un tabú.


Vamos a arrancar por aclarar que no somos un país tan tranquilo como los porteños creen, y que si bien existe el quilombo armado en cierta medida, no nos andamos pegando tiros todos contra todos.


Una caminata por 18 de Julio cualquier día de semana es un muestrario de fierros largos entrando y saliendo de bancos, casas de cambio, y por qué no tamibén cuevas. Quizás aquí resida tambíén la explicación: Hay muchas armas porque hay mucho cash.


No es que la cultura sea particularmente pro-gun, en Montevideo un poeta que escribe en Ciudad Vieja al ritmo de un tambor va a estar igual de horrorizado que el argentino promedio de Palermo. Pero Uruguay es netamente pro-gun a nivel institucional.


El tramite no es bizantino, se hace en tiempo y forma, y si bien es muy estricto, nadie que cumpla con todos los checkboxes es privado de su derecho.


Lo primero que deberá hacer el interesado es gestionar el THATA, que es el tramite de habilitación para la adquisición y tenencia de armas de fuego. Este tramite se realiza en la Policía, y hay que cumplir unos cuantos requisitos.


Entre ellos, hay que pasar un examen médico y psicológico y hay que demostrar ingresos. “Oh no! es un derecho solo de los ricos!” dijo el poeta de Ciudad Vieja antes de darse cuenta la obviedad del requisito. Si uno no tiene ingresos, el arma no puede ser “La herramienta de trabajo”, no se si me explico.


Además hay que presentar un certificado de idoneidad en el manejo de armas, que se obtiene luego completar un curso bastante largo, teórico y práctico, en distintos clubes de tiro habilitados.


Si además uno quisiera gestionar la portación, debe iniciar otro trámite y proveer justificación para dicho interés. El transporte de valores, por ejemplo, podría ser una justificación.


Quienes cuentan con estas credenciales practican habitualmente en los clubes y polígonos, y se lo toman muy en serio y con mucha responsabilidad.


Uruguay no le da armas a cualquiera, sino a cualquiera que se tome en serio el trabajo requerido para tenerla. El uruguayo armado promedio es responsable, entrenado y un excelente usuario.


Uruguay es un país muy tranquilo pero: Don’t mess con Uruguay.


15 visualizaciones

Comments


bottom of page